Hoy queremos dedicar este artículo a todos aquellos diseñadores freelance, que llevan poco tiempo en el mercado y por lo mismo no saben cómo y cuánto cobrarle a sus clientes.

Para comenzar, es importante que desde el principio lleguen a un acuerdo con el cliente en el que éste haga un anticipo, que permita formalizar el negocio, y de esta forma despegue. Usualmente solemos sentir miedo a cobrar demasiado, o pedir un anticipo ya que con esto podemos asustar al cliente y lo podemos perder. Cuando iniciamos, no somos conscientes de lo que hacemos y de lo importante que es nuestra labor para los clientes, así que caemos en el error de cobrar muy poco o aceptar dar inicio a los proyectos sin que el cliente haya pagado algo. Ojo, todos caemos en esto, pero así mismo todos debemos ir aprendiendo con el tiempo que es inaceptable, pues hay miles de casos de personas que comienzan sin anticipos y además con tarifas muy bajas, y a la hora del pago, el cliente sale con alguna excusa para no pagar.

Debemos aprender a decir no, y a poner de forma muy educada nuestras reglas de trabajo, para que no haya mal entendidos entre las partes. Esto quiere decir, que tu debes ser muy claro de cuánto cobras y en qué tiempo vas a entregar todo, y el cliente debe hacer el pago inicial, te debe entregar la información que le pides de la forma en que se ha acordado y finalmente una vez terminado el proyecto debe hacer el pago final.

Aquí te dejo algunas razones claves por las cuales SIEMPRE debes cobrar un anticipo:


1. Porque de esta forma tu empresa proyecta una imagen más profesional. Al cobrar un anticipo el cliente suele sentir que la cosa ya es enserio, y por lo mismo al pagar algo se enfoca más en lo que necesites y en lo que le vas entregando.
2. Te ayuda a adquirir carácter para ti como independiente y esto te ayudará posteriormente si formalizas tu empresa.
3. Es importante para que el cliente dimensione el proyecto y lo que este le cuesta, y sea capaz de decirte si puede pagarlo o no, porque de lo contrario, si no debe abonar dinero puede traer complicaciones al momento del pago total.
4. Te permite soltarte un poco y perder el miedo de perder al cliente. Es importante estar muy seguro de lo que tu cobras, de los tiempos que pactan y tener carácter.
5. Te pones a ti mismo una presión porque ya te han pagado una parte y por lo mismo debes comenzar y debes cumplir con los tiempos de entrega pactados.
6. Porque, aunque tu no estés “pagando” nada por lo que haces, tu tiempo cuenta y cuesta, y por lo mismo debes valorarlo, incluso más. En el caso de los diseñadores gráficos freelance estamos invirtiendo nuestro tiempo y nuestro conocimiento, el cual no podemos recuperar.
7. Porque el anticipo mantendrá tu negocio con vida. Es claro que para cualquier negocio el dinero es “combustible”, por lo tanto debemos evitar inconvenientes en este flujo.
8. Y por último, porque este anticipo puede definir con qué proyecto vas a comenzar y cuál será el orden en caso que tengas varios pendientes.

Entonces para concluir, es importante valorar tu trabajo y tu tiempo y así mismo cobrar justamente, sin dejarte subvalorar por los clientes que quieren todo prácticamente regalado, y ¡ojo! de esos hay muchos. Pon tú las reglas del juego, pues para eso te contratan: para hacer algo que ellos no saben y tu estudiaste e invertiste tiempo y dinero. ¡Así, que adelante! Es un camino largo y duro, pero con el tiempo coges experiencia y pierdes el miedo.

Thanks!

[]
1 Step 1
Previous
Next